domingo, 9 de noviembre de 2014

Un poco de Abril, algo de Mayo, todo Septiembre de Jordi Sierra y Fabra

✩ Como siempre, no estoy contento con el sistema de estrellas de Goodreads. Aunque cuanto más lo pienso más injusto me parecería darle 1 y no llega a 3. Digamos que tendría que usar dos decimales y probablemente ni así estaría completamente contento. Problemas de esta cabeza. 

Lo más negativo que he de decir del libro es que algunos de los diálogos de los personajes secundarios patinan un poco. Y se nota sobre todo después de la maravillosa interacción entre los protagonistas. Pero que se le va a hacer. El resto de la narrativa es perfecta. Pero siendo escrito por Jordi Sierra i Fabra se da por hecho.
Y la portada. Odio que aparezcan las caras de gente en la portada. 

Ahora todo lo bueno.

Tengo un par de cosas que decir de la historia. Lo primero, que es arrolladora. Te golpea con la fuerza de un martillo de herrero. Sin compasión. Con dureza. Sin piedad. Pero no duele. Es raro. Es una historia... ¿preciosa?, ¿bonita? Ya me entendéis. Es esa clase de historia que no querríais vivir por miedo, pero que os gustaría que vuestra vida tuviese los mismos tintes épicos. Mas o menos.

Lo segundo es que es una historia de amor. No es Quantic Love. No es algo fresco con defectos que le perdonas porque te lo has pasado bien mientras. No es una mentira disfrazada, una historia de otro género edulcorada con una relación entre personajes, no. No es Crepúsculo, o Cazadores de Sombras, Divergente o el resto de tu basura adolescente. No, por Dios no. Ni siquiera es una historia buena donde suceden relaciones por casualidad, comos si el autor no se lo esperase. Esta es una historia de amor.
El amor es la introducción, es el nudo y es el desenlace. Es la trama, la motivación y el objetivo. Es la primera página, el primer párrafo y la última palabra. Lo es todo en el libro.
Si buscas otra cosa,no la vas a encontrar.
Pero no es un amor perfecto, un amor idílico con unos problemillas que hacen que la trama tiemble un poco antes de terminar como en una peli genérica número tres de Jennifer Aniston. Esto es trágico.
Desde el capítulo uno hay un fin. Tu lo sabes y ellos lo saben. Y eso lo hace triste. 
Pero merece la pena.

¿Recomendable? Casi siempre. Cuidado, no es un libro para regalar a la ligera. Hay temas espinosos. No lo regaléis como broma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario