viernes, 28 de agosto de 2015

Armada de Ernest Cline

★★✩✩✩Tenía muchas ganas de leer este libro. Lo tuve en preorder, sabía que día salía a la venta y cada día que tardó en llegar mas allá de ese hacía que me cagase un poco en el sistema de repartos. Pero llegó y por cosas de la vida no me lo leí inmediatamente. Hasta que una tarde lo cogí y lo devoré de cabo a rabo. Por cabezonería más que por otra cosa, porque siento decirle al señor Cline que esto no es Ready Player One. Lo siento si voy a tirar de comparaciones de vez en cuando pero es que el bajón de calidad es tan grande que necesito tirar de Ready Player One para demostrar que Ernest puede hacerlo mejor. De hecho, en el momento de leer el libro le puse ★★★✩✩ y ahora le estoy bajando porque le volví a echar un vistazo y sí, me siento bastante engañado.

Lo primero como siempre es pasar por los temas habituales y luego paso al motivo por el que me siento (personalmente) engañado.

La narrativa es sencilla. Rápida, ágil y se deja leer. Pero hace algo con los capítulos que no me gustó desde el principio y me costó entender el porqué. Se parecen demasiado a los cambios de escena de una película. Luego me meteré más con esta ida de olla que no me pude quitar de la cabeza mientras leía Armada. No digo que quede mal pero cuando miras el conjunto del libro... Huele raro.

Los personajes son simples. ¿Cómo de simples? Pues que me dieron igual todo el libro. El protagonista es tan plano que cualquiera se tendría que poder identificar con él. Adolescente, padre muerto, le gustan los videojuegos, blablablá... Es el que supongo que pensó que sería el modelo con el que su lector tipo se identificaría mejor. Me molestó desde el principio. Un Bello Cisne en un género extraño. De los secundarios lo único que diré es que me encantó la referencia a El Nombre del Viento cuando se usa el nombre de Kvothe como uno de los gamertag.

Y luego la historia. Decir que ha sido predecible es poco. Es insulsa. Es la trama de una peli de domingo. Los "inesperados" giros son de todo menos eso. No consigue ponerte en ningún momento en auténtica tensión. Dios, si llegó un punto en el que deseaba que se acabase todo aún con la exterminación de la Tierra solo para que fuese algo diferente.

Vale, sí, no estoy siendo 100% justo. No es horrible y quizás me estoy ensañando un pelín de más. Pero tengo mis motivos.

Ernest Cline ha publicado dos libros. Armada y  Ready Player One. Desde que leí Ready Player One he estado enganchado a todo lo relacionado con el libro y su autor. Sobre todo desde que me enteré de que está en camino una adaptación al cine del libro. Solo diré que es uno de los libros que más veces he releído en mi vida. Lo tengo en papel en inglés y en castellano y compré el audiolibro narrado por Whil Wheaton (una obra de arte, su Azererak es tremendo...). Es un libro hecho con tanto mimo y cuidado que se nota desde el primer capítulo. Se nota en el momento en el que descubres que el autor ha escondido un juego dentro del propio libro para regalar un DeLorean.

Y luego está  Armada. Un libro chicloso, que puede sustituir a cualquier película mala de estas que salen en serie y son todas igu... ¡Ah! ¿Lo que dije antes acerca de que las escenas parecían la transcripción de una película? ¿Lo del personaje adolescente arquetípicamente arquetípico? ¿La trama super sencilla que se podría explicar en un largometraje de hora y media sin dejarte mucho?

Pues sí. En vez de una novela me parece que me han vendido un guión de película (mala) en prosa. Lo cual sabiendo de lo que es capaz Mr. Cline solo hace que me duela más.

Libro del montón. No vayáis al cine a verlo.

You're welcome

No hay comentarios:

Publicar un comentario